lunes, 4 de abril de 2011

Huevos rotos con bacon

     He decidido empezar este blog con uno de los primeros platos que empecé a cocinar cuando me independicé y empecé a organizar las primeras comidas de amigos, familiares...: HUEVOS ROTOS CON BACON. Es un plato sencillo, pero que suele triunfar entre casi todos los comensales.

     Empecemos por citar los ingredientes: tres huevos, cinco o seis patatas (dependerá siempre del tamaño), bacon (puede sustituirse por gulas, jamón serrano y todo aquello que se nos ocurra), queso rallado (si no tenéis del de sobre, siempre podéis rallar un poco de alguna cuña que tengáis por casa), sal y perejil para decorar (también podemos usar pimentón dulce o picante, según vuestro gusto).

     Pelamos las patatas, las salamos y las freímos a fuego medio (no queremos que queden demasiado crujientes) hasta que veamos que están blanditas al pinchalas con un tenedor (siempre está la opción de probar una patata para saber si están a nuestro gusto).
     En el plato o bandeja donde vayamos a servir pondremos dos yemas crudas y las esparciremos por el plato. Pondremos las patatas, recién sacadas de la sartén, sobre estas yemas. Dejamos el plato cerca y en una sarten freímos el huevos con las dos claras anteriores (quedará un huevo de tamaño considerable).
     Finalmente decoramos con el bacon, previamente salteado en la sartén, el queso y el perejil o pimentón.

     Aquí tenéis un ejemplo: